3 de febrero de 2007

Una Pequeña Depre.

Por la tarde me pasó algo curioso. Estaba navegando por Intenet desde ayer y me encontré con un Blog muy peculiar titulado "Recetario de una Vida Cualquiera". Me llamó la atención y me pusea darle lectura.
Me llamó mucho la atención lo bonita que puede llegara ser la vida familiar cuando hay amor.

Y no sé por qué extraña razón, me quedé pensativo, como depre, pero lo más curioso: de la nada. No sé si fue por ese blog, no sé si fué por el clima, no sé si fueron los tamales. Imagínense qué tan raro me sentí que decidí no ir a jugar futbol en el equipo del trabajo y en el cual voy todos los Viernes.

Ahí fue donde me dí cuenta que algo me pasaba, porque el hecho de rechazar jugar un partido de futbol es muy raro para mí.

Cuando mi Ñora vió que pasé por ella a su Boutique y que no había ido al futbol se extrañó, pero al decirle que no sabía qué sentía simplemente lo asimiló y no le dió mayor importancia.

En fin, lo dejaré a que mi almohada lo revise, y si mañana sigo igual, le daré seguimiento al asunto; si no, es que mi Dra. Almohada hizo bien su trabajo.

No hay comentarios.: