24 de febrero de 2007

Toy Story 1.1.

No sé si recordarán la película de Toy Story, de Pixar, en la cual hay una escena en la que el personaje Buzz Lightyear trata de convencerse de que efectivamente es un guardián espacial, y para tal efecto, se lanza desde el barandal de una escalera para volar y, demostrarse así, que no es un juguete.

Pues Carlitos hoy nos ha demotrado que el tampoco es un guardián espacial...

Se subió a la cama, y con dignidad y orgullo grita:

-¡Al infinito, y más allá!

Y acto seguido, pega un brinco esperando volar.

Nunca nos imaginamos mi suegra, mi Ñora y yo que se atreviera, y mi chaparro olvidó que no llevaba el cinturón antigravitacional, y se puso un santo mandarriazo que Dios guarde la hora.

Entre llanto y sollozo, nos dice:

-Buuaa... No volé... Buaaa...

Nos tuvimos que morder los labios para no reirnos en ese momento ante el sufrimiento de mi chaparrito, y a quien no supe qué le dolió más: el guamazo o el descubrir que no puede volar.

Por lo menos nos salió barata la cosa, porque del golpe no pasó, en cambio, Buzz Lightyear se rompió el brazo. A donde no busque imitarlo en eso...

Todavía al platicarle a los demás el incidente, él trae el momento a su mente y, a la persona a la que se le platica, le dice con una cara de tristeza que le rompería el corazón al más insensible: "No volé".

Moraleja: hasta las películas infantiles pueden ser malas consejeras (quién necesita películas violentas).

23 de febrero de 2007

La Generosidad Infantil.

Estoy que no quepo por la puerta de lo orgulloso que estoy por mi Dieguito.

Sucede que mi chaparro ha estado agarrando un hábito ante el cual hemos luchado todos, que es ser algo "codo". No le gusta compartir lo suyo.

De hecho para los chaparros, cuando conocieron la palabra "mío", nada es ajeno.

Pero en este caso, Dieguito lo ha llevado un poco más al pié de la letra, y si algo es suyo, no es de nadie más y no lo suelta ni por error.

Pero hoy nos demostró que tiene buen corazón.

Sucede que llegó mi cuñada Sapito (así le dice la familia y así le gusta que le digan) con mi sobrina Sarita. La pequeña es de meses de nacida, y mis chaparros le han agarrado mucho cariño, tanto por la convivencia diaria que tienen con ella, como por lo que les inculcamos mi Ñora y yo (sirve como preparación para que los chaparros sepan tratar a un bebé que llega, jejeje). Al llegar, la niña estaba quedándose dormida, y Sapito buscó su cibojita para taparla.

En eso llegó Diego y le quitó la cobija que le estaba poniendo. Sapito se quedó sorprendida y sólamente atinó a ver qué hacía Diegito. En eso, mi chaparro avienta esa cobija y agarra su cobijita azul y se la pone a Sarita encima diciendo:

-Bijita azul más rica.

Y dicho esto le dió un besito a la chiquilla con toda la ternura con que lo puede dar un niño que da un beso sincero.

Cabe mencionar que la mentada cobija azul es el mayor tesoro que tiene mi chaparro. Es casi comparable a Linus, el personaje de la caricatura de Snoopy, quien no suelta su cobijita para nada. Tenemos que cargar con esa cobija a todo lugar que vayamos y en el cual aspiremos a no tener ningún problema mientras queremos que se quede dormido o, peor aún, si hace frío.

Sapito lloró de emoción e inmediatamente le pegó el grito a mi Ñora para contarle lo sucedido. Ahí tienes al par de hermanas llorando por lo desprendido de mi chaparro.

Cuando me lo contaron a mí, ponían huevo...

Pero no cabe duda que los niños son formidables.

De lo que se Entera Uno...

Válgame Dios...

Apenas tenía unos días que le había leído a Mary Carmen un post en su blog "Infartos a la Carta" y hoy en la oficina me encontré con que la juventud está más allá de lo que esperamos.

Sucede que en el trabajo hay un par de chicas que están haciendo su servicio social. Este par de muchachas son de lo más destrampado que hay. Pero ahora he corroborado que son una bomba.

Sucede que llevaban una cámara de video, y de repente, en un rato de ocio, comenzaron a hacerse un guión para hacerse una entrevista mutuamente basadas en dicho guión.

¡Válgame Dios con las niñitas! Yo no sé si en estos tiempos la liberación se está dando demasiado rápido o si yo ya me estoy haciendo viejo.

Comenzaron a hacer el guión con preguntas como "¿Eres virgen?", "¿Amor o amante?", "¿Con cuántos te...?", "Posición favorita"...

Yo pensé que era cotorreo, pero de repente inician la grabación y ¡no van contestando detalladamente a todas sus preguntas! (Por favor no me hagan entrar en detalles, porque aún no me repongo al sentirme rebasado).

Asi que, papás, por favor, váyanseme haciendo a la idea, porque a lo que se enfrentarán nuestros hijos, va a ser algo "avanzadito" respecto a lo que esperamos.

22 de febrero de 2007

Cuando se Aprende a Ignorar.

Hoy me estoy dando cuenta de que mis chaparros se están haciendo grandes más rápido de lo que esperaba. Ya hacen de las suyas, ya conviven con los mayores como si fueran iguales.

Sucede que, como mis chaparros son gemelos, durante el tiempo en que la familia de mi Ñora se acostumbraba a distinguirlos, lo que hacían era preguntarle si era uno u otro, y si el chiquillo respondía que sí o reaccionaba a lo que se le decía, no había problema, pero si uno decía el nombre equivocado, entonces el chiquillo respinga.

Ahora, ya que los distinguen, siguen con esa dinámica, pero en este caso es por molestarlos y por disfrutar la explicación que dan:

-Oye, tú, ¿eres Carlitos?

-¡No! ¡Soy Dieguito!

(O viceversa).

Pero en esta ocasión mis chaparros ya encontraron el antídoto.

Estaba mi suegro en la cocina de su casa solo con Carlitos, y le hizo la pregunta inicial del diálogo memorizado.

-Oye, tú, ¿eres Dieguito?

(Carlos responde con un mutis, y no precisamente es que alguno o ambos hayan salido del lugar).

-Oye, tú, ¿eres Dieguito?

(Silencio de nuevo, mientras el escuincle sigue jugando con su "tazo" como si no sucediera nada).

-Oye, tú, ¡pélame! ¿eres Dieguito?

(Nada. Ojalá ese silencio tuvieran los chiquillos en las noches mientras dormimos.)

-Oye, ¿¿¿eres Dieguito???

Y el chiquillo toma aire, como denotando cansancio por la pregunta y, con voz molesta y autoritaria dice:

-¡No escucho! ¿eh? ¡No escucho!

Y siguió haciendo lo que estaba, poniendo fin a la conversación (si es que la hubo).

Mi suegro no tuvo mas que reirse un buen rato, asumir la respuesta, y seguir viendo la televisión. Ante esta situación, ¿uno qué hace? Condenados chiquillos, si ahorita no respetan, ¿qué será ya de mayores?

Lo que sí estoy seguro es que Carlitos logró su objetivo: dudo que le vuelvan a hacer la misma pregunta de nuevo.

17 de febrero de 2007

Grilla Mata Chambita.

Como decía al principio de este blog, quiero imprimir en estas memorias sucesos alegres,tristes, dolorosos, y todos aquellos que se me atraviesen por mi vida por si algo pueden dejar (de preferencia positivo).

Y en esta ocasión quiero dejar como experiencia que para confiar en la gente hay que ir con cuidado. Y disculpen, mis queridos visitantes, si pareciera esto una queja, un desahogo... Pues precisamente eso es...

Platico mi llegada a Educación para Adultos. Anteriormente estaba en un trabajo en Tepic, Nayarit. En dicho trabajo se nos prometió a mi Ñora y a mí una buena chamba (ella como Contadora y yo, como siempre, Informático). Total que quedó en eso, puras promesas. Así que tuvimos que regresarnos a Guadalajara sin casa, ni empleo ni perro que nos ladre. Eso sí: con una decepción, un fracaso y un desaliento a cuestas que no aguantábamos. En eso, apareció la oportunidad de entrar a Educación para Adultos y la tomé. Entro a dicha institución como miembro del Departamento de Informática y con la convicción de agradecerle a la institución que me dió la oportunidad de volverme a levantar, y mi mejor forma de hacerlo es: trabajar.

Quién diría que eso pisaría callos ajenos. Después se me cambia de área a Acreditación (en el puestecito rimbombante ese de "Administrador Estatal del Sistema Estatal de Exámenes en Línea y Pre-Registros") sin previo aviso.

Cual va siendo mi sorpresa hoy de que ese cambio se debió a que mi trabajo, el cual ejercía por agradecimiento a la institución, por compromiso con todos los adultos que aún no han recibido la oportunidad de concluir sus estudios y por amor a mi familia, sería la causa de que a mi jefe inmediato se le vinieran grillas encima por su ineficacia antes de mi llegada.

Era muy motivante que la gente mi dijera que mi trabajo desatoraba cosas que llevaban meses o años atoradas, pero eso implicaba que alguien no las hacía por negligencia, por ignorancia o por mala voluntad. Y ese alguien decidió ponerle fin a la sombra que le hice. Me imagino que temió por su hueso...

Pero a seguir adelante y a servir en lo que estoy. De que dolió este maneje, dolió. Pero de que me puedo levantar y de que la chamba que estoy haciendo es importante, lo es. Trabajo es trabajo y la misión continúa.

Qué impotencia se siente. Ojalá que si algún día tengo esa posibilidad de influencias, no la use para mal.

Y ojalá que nuestro México cambie. Que deje de ser una ley de la selva en la que se pisotea al prójimo. Que dejemos de andar viendo moros con tranchete y andar sospechando de "complós" en nuestra contra, y nos dediquemos a vivir, a cuidar a nuestra familia, y a disfrutar de esta vida que es un regalo maravilloso.

15 de febrero de 2007

Volanteando para Adultos.

No vayan a pensar que anduve repartiendo tarjetitas en las que aparece una chica muy sensual y un teléfono a sus órdenes: hoy estuve repartiendo publicidad, como todos mis compañeros del trabajo, de una campaña de certificación de Educación para Adultos.

Dichas campañas consisten en que se invita a la gente adulta que lo necesite a la Plaza Tapatía (una plaza ubicada en el centro de la ciudad) para que realice unos exámenes por medio de los cuales, si no tenía su educación primaria y/o secundaria acreditadas, pero cuenta con los conocimientos, pueda obtener su certificado y, con este, mejores oportunidades de empleo, de sueldo, de dignidad...

Esta experiencia es muy gratificante. Simplemente el hecho de repartir volantes: la gente no te recibe el volante de la misma forma que a los repartidores de publicidad comunes. Al ver de que se trata, no solo te reciben el volante con una sonrisa, sino que hasta las gracias dan. Y por supuesto que estoy seguro que esto nada tiene que ver con el hecho de que cuando les das el volante se los das junto con un lápiz o una paleta de regalo, ¿verdad?

Es lo bonito de trabajar en algo cuya meta no sea solamente recibir un sueldo y hacer más rico al dueño. Qué bonito es trabajar para poner los resultados de tu trabajo al servicio de toda una comunidad, y no solo a su servicio, sino en algo que realmente les beneficia.

¡FELIZ DÍA DEL AMOR Y DE LA AMISTAD! ¡Y FELIZ CUMPLEAÑOS, GUADALAJARA!

13 de febrero de 2007

Vida después del Suicidio.

Hoy estamos de luto.

Falleció el Papá de mi mejor amigo. Cuando recibí la noticia por mi Ñora me quedé sorprendido, porque, a pesar de su edad y de algunos malestares, el señor se veía fuerte.

Traté de localizar a mi amigo y no lo logré, asi que me comuniqué con su hermana, quien se encontraba, naturalmente, destrozada... Pero algo raro noté...
Cual va siendo mi sorpresa (desagradable, por cierto) cuando me entero de que el señor se suicidó.
Y para acabarla todo lo dejó perfectamente arreglado: ya lo tenía planeado desde mucho antes. Solo era cosa de tiempo.
Qué dolor para su familia... Y pensar que ayer estábamos tan contentos...
Y lo peor es que, si a mí me afectó... Cuánto más a mi amigo y su familia...
Lo único que se es que el señor logró su objetivo: ya está descansando. Lástima del costo.

Hermano, un abrazo...

Qué frágil es la vida. Me dejó estremecido. Ahora lo trasladé a mi familia. No podría yo hacer algo así por más desesperación que pueda sentir. Ahora que viví de cerca lo que sufre una familia, no me atrevería a hacerles eso a la mía...

La vida, estoy seguro, no será la misma ni para la familia de mi amigo, ni para los que, de alguna manera, estamos cerca y presenciamos esta situación tan dolorosa. Creo que la valoraremos y la cuidaremos, no solo por nosotros, sino por los que amamos.

Son las 11:30 p.m., y el día aún no termina...

12 de febrero de 2007

Otro Juego de Mesa.

Hoy de nuevo nos juntamos a convivir y a jugar juegos de mesa.

Comenzamos con el Scrabble, y aunque estuvo interesante y divertido, terminamos reemplazándolo y jugando Uno, como la vez anterior.

Confirmo mi teoría. Cuando estábamos jugando Scrabble, todo era armonía, pero en cuanto comenzamos a jugar Uno, hubo transformaciones en la personalidad de los participantes: gozo en el sufrimiento ajeno, rencores, ensañamientos, sadismo, pigues personales... No cabe duda: el Unoes peor que la mismísima ouija, aunque más divertido.

9 de febrero de 2007

Futbol de Viernes.

Hoy de nuevo en el trabajo sin computadora. Estoy a punto de pegarme un tiro.

Pero por la tarde me fuí a jugar futbol en el equipo del Instituto (por lo menos ahí no necesito de PC) y, ¡Ah que friega!

El equipo está desconectado, cada quien por su lado, todos fuera de lugar... ¡¡Y yo que culpa tengo!! Como me tienen ubicado como con más experiencia y colmillo en el fut (que bueno que ubican eso para no decirme viejo), me ponen donde ven que más se necesita reforzar al equipo, y esta vez me pusieron de defensa central. ¿¿Ustedes creen?? ¡Mido 1.63! ¡¡Los defensas centrales deben ser altos, por definición!! Eso explica todo, ¿verdad?

No estará de más platicarles que perdimos. Y tampoco estará de más decirles que, como defensa, me tocó la friega de estar defendiendo, y corriendo, y defendiendo, y corriendo... Digo, no es que me sienta viejo, pero deberían respetar mis años, ¿no?

Conociendo Windows Vista.

Desde ayer no tengo PC en mi trabajo. Se daño la tarjeta madre, la cual ya tenía fallas desde hace mucho tiempo.

E-S-T-O-Y Q-U-E M-E V-U-E-L-V-O L-O-C-O.

¿Me comprenden? Soy Ingeniero en Electrónica especializado en Sistemas, estoy en el medio desde hace 15 años, mis trabajos han sido enfocados a esto todo el tiempo... ¿Y yo, quedarme sin computadora en mi trabajo, que para acabarla de amolar, depende no al 100%, sino al 500% del uso de una PC?

En fin, heme aquí en casita escribiéndoles mis penas después de haber asistido a una presentaciòn de Microsoft, en la cual nos presumieron sus más recientes creaciones: Windows Vista y Office 2007. Ah, chuladas. En dicho evento también presentaron a un motivador que creo que se llama Luigi Valdez. Comparó como se puede triunfar en la vida como en el futbol. Bonita comparación, ¿no?

Bronca cuando uno no triunfa ni en el futbol ni en la vida... Creo que ahí está el problema. Ahorita salgo al patio a practicar (no importa la hora, la oscuridad ni el frío) con el balón, faltaba más...

6 de febrero de 2007

Candelaria para Adultos.

Hoy hubo en el trabajo un día de la candelaria para adultos... Ok, ok... Para Educación para Adultos, pues.

Con el motivo del día de la Candelaria, se organizó un pequeño evento en el que presentaron una pastorela (creo que algo tardía, je) y nos repartieron tamales a todos los empleados, a fin de que tuviéramos un rato de convivencia.

Hoy terminé de leer el blog del "Recetario de Una vida Cualquiera" y me quedé encantado. Ojalá algun día mi blog que recién inicio llegue a ser tan trascendente como ese.
Saludos, Mary Carmen.

Añoranzas de San Jerónimo.

Hoy fue un día de flojera. Nos levantamos tarde, desayunamos un rico menudo (comprado, obviamente): nos la llevamos leve. La verdad ya me hacía falta eso, porque eso de trabajar TODOS los días de la semana, la verdad empieza a cansarme.

Por la tarde nos cayeron visitas: amigos de hace años que eramos el alma del templo de San Jerónimo hace como 15 años. Unos estábamos en el coro, otros formábamos parte del grupo juvenil, otros organizábamos salidas a misiones, otros peregrinaciones al cerro del Cubilete, en Silao, Guanajuato... Y por supuesto no podìan faltar el futbol, los tacos y la cerveza (obviamente muy aparte del templo, jejeje). Fué un reencuentro muy agradable. El pretexto: que no me habían viusitado en mi cumpleaños, asi que más vale tarde que nunca.

Se me ocurrió enseñarles unas fotos de aquellos tiempos (cuando yo era delgado), y recordamos cuando nos poníamos a hacer pirámides humanas en el cubilete y que Guadalajara (es decir nosotros) siempre éramos los que ganábamos por pirámides más altas... Cuando nos íbamos de misiones y que una vez tuvimos que regresarnos en tren... Cuando estábamos en el coro... Algunas anécdotas futboleras... Tantas y tantas anécdotas.

Y después de esa reunión, se me vinieron tantos recuerdos... Como ese de que yo ostenté (y creo que aún no ha habido alguien que me supere) el record de mayor cantidad de tacos comidos en una cena: 23. La verdad es que de chavo (y todavía, pero no como antes) tenía buen apetito, pero en esa ocasión lo ameritaba, ya que ibamos como 8 amigos y se acordó apuesta de que el que comiera menos pagaba, y yo no me iba a dejar, ¿¿¿verdad???

Ahhhhhh, aquellos tiempos. La verdad mi juventud la disfruté mucho. Muchísimo. Pero esa etapa pasó y ni modo.

5 de febrero de 2007

Super Bowl XLI.

Hoy fuí solito a los agaves, debido a que mi suegro y mi compadre tuvieron que ir a San Blas, Nayarit, a darle seguimiento a unos terrenos que tienen por allá.
Me levanté temprano, como siempre, motivado por el hecho de que yo tengo que enseñarme a dominar este tipo de labor.

Después me presenté en una reunión con todos les ejidatarios de San Lucas (lugar donde se encuentran los agaves) y ahí estuve un par de horas escuchando los asuntos de el ejido y, que también me importaban en este caso. Me llamó la atención que estaban perfectamente organizados y que, fuera de lo que se cree de la gente de campo, tienen muy bien pensado lo que se quiere, hay lana y sobre todo hay mucha organización.

En eso estaba cuando se soltó la lluvia y tuve que regresarme a casa. Por mí mejor, ya que tenía ganas de ver completo el Super Bowl. Y qué paliza le pusieron los Potros a los Osos.

A mí me encanta ver casi todos los deportes, y para ver, el Futbol Americano, por supuesto después del Soccer, jejeje.

3 de febrero de 2007

Una Pequeña Depre.

Por la tarde me pasó algo curioso. Estaba navegando por Intenet desde ayer y me encontré con un Blog muy peculiar titulado "Recetario de una Vida Cualquiera". Me llamó la atención y me pusea darle lectura.
Me llamó mucho la atención lo bonita que puede llegara ser la vida familiar cuando hay amor.

Y no sé por qué extraña razón, me quedé pensativo, como depre, pero lo más curioso: de la nada. No sé si fue por ese blog, no sé si fué por el clima, no sé si fueron los tamales. Imagínense qué tan raro me sentí que decidí no ir a jugar futbol en el equipo del trabajo y en el cual voy todos los Viernes.

Ahí fue donde me dí cuenta que algo me pasaba, porque el hecho de rechazar jugar un partido de futbol es muy raro para mí.

Cuando mi Ñora vió que pasé por ella a su Boutique y que no había ido al futbol se extrañó, pero al decirle que no sabía qué sentía simplemente lo asimiló y no le dió mayor importancia.

En fin, lo dejaré a que mi almohada lo revise, y si mañana sigo igual, le daré seguimiento al asunto; si no, es que mi Dra. Almohada hizo bien su trabajo.

2 de febrero de 2007

Tamales de Candelaria.

Hoy celebramos el día de la candelaria en mi trabajo, y, como es tradición, nos aventamos unos ricos tamalitos con mis compañeros de trabajo del área de Acreditación a la salud de los paganos (por que tuvieron que disparar los tamales, no por cuestiones religiosas) que se sacaron el monito el día de Reyes.

Es curioso. Mi chamba la inicié en esta institución en el área de Informática, y con el paso del tiempo, por azares del destino y por otras razones que no vale la pena mencionar, terminé en Acreditación. Tengo poco en el área pero ya me siento perfectamente integrado al equipo. Ya hasta tengo mis diferencias deportivas amistosas con varios seguidores del Cruz Azul y del América a razón de mi marcada preferencia por el Honorable, Respetable y Campeonísimo Rebaño Sagrado de las Chivas Rayadas del Club Deportivo Guadalajara. No aguantan nada; nomás porque mis Chivitas tienen más campeonatos (11) que todos los demás equipos de primera división... No aguantan nada, ¿verdad? jejeje.

También nos dieron el aviso de que, como área, probablemente nos cambiarían a otro domicilio a causade nuestras necesidades de espacio. Dicha noticia a casi todos les cayó como bomba.

Mientras a mí me dejen lugar para tener un escritorio, una computadora con Internet de banda ancha, una extensión telefónica y una silla cómoda, con eso ya puedo trabajar. Aunque no me caería nada mal tener una oficina privada, un archivero, un teléfono directo sin restricciones de llamadas, una secretaria de buen ver, servicial, que sepa elaborar oficios, que me traiga un tecesiito, un chocolatito o una coquita según sea necesario, un frigobar conmpletamente bien surtido, un servidor potente con conexión a internet de banda super ancha con dirección IP fija y con un dominio personalizado, un equipo de sonido 5.1 con reproducción de CD, MP3 y demás formatos de audio, un televisor de plasma de 37" con reproductor de DVD, conexión a televisión por cable y SKY (por si se ofrecen eventos especiales) y con PPV., un automovil oficial del año de lujo, y también...