26 de septiembre de 2007

Meme al 2 x 1.

Pues sucede que a mi amiga Yuli se le juntó la tarea de un par de memes, y pues así como le llegó, me la endosó a mi. Y pues a cumplir se ha dicho...

Meme 1:

A) Publicar una imagen referente a mi blog:

Así como documentos antiguos se plasmaron en los papiros, quedando para la posteridad, yo espero que este blog trascienda un poco más que yo, dejando mis memorias a los míos.
B) Contar de dónde surgió el nombre de mi blog:
Pues al querer plasmar mis experiencias de vida en esto, pensé que sería algo así como un diario, pero no diariamente, así que creí que la palabra memorias sería mas exacta para el fin que busco.
C) Pasar el Meme a otras personas:
Se lo paso a Chien, a Fairy y a Esposita.

Meme 2:

A) Tomar el libro más cercano, ir a la página 18 y transcribir la línea 4:
"scenes. You can snap objects to the grid,and you can modify the grid sizeand grid line color." Sorry, es un manual de Flash y viene en inglés. En un departamento de Informática no existirán libros de otra especie.
B) Cuenta lo último que viste en la tele:
Un noticiero en el que estaban mostrando el fin de un incendio de una pipa de gas en el DF.
C: Aparte del ruido de la computadora, qué más se escucha en este momento:
El zumbido de los servidores, el aire acondicionado, y clics y teclazos de los compañeros.
D: Cómo estoy vestido en este momento:
Pantalón de mezclilla azul y sudadera de cuello de tortuga tinta.
E: Cuándo me reí por última vez:
Hace un rato que un compañero reportó una situación a un jefe de área, diciéndole que le tenia dos noticias, una buena y una mala, y en la buena le dio una malísima, y en la mala otra peor... Todos coincidimos que no queríamos que este fuera el que nos daría la noticia de que se muere un ser querido, jejeje.
F: Qué hay en las paredes donde me encuentro en este momento:
Pues en una está el registro de luz eléctrica y un gabinete donde se encuentran mis switches de fibra óptica y de servidores. Nada mas.
G: Algo extraño que haya visto hoy:
Varias circulares que llegaron para todos los empleados en mi chamba. Una prohibiendo ingresar laptops, dispositivos de almacenamiento de datos, radio grabadoras, reproductores de música y vídeo... Otra avisando que se harían revisiones "aleatorias" a los vehículos, oficiales y particulares, que ingresaran a la institución... Y otra avisando que se prohibiría el ingreso a la institución a quien no porte el gafete, así como ordenando que se lleve puesto por todos lados.
Mejor me abstengo de opinar... Pffffffff!!!!
H: Algo que no se sepa de mi:
Pues no tengo mucho publicando en este blog, así que está fácil. En mi adolescencia estuve a punto de ingresar al seminario. Primero para ser sacerdote misionero (con los Misioneros del Espíritu Santo), y luego para ser religioso (Hermanos Maristas). Gracias a Dios esa no era mi vocación, jejeje.
I: ¿Me gusta bailar?
Sip, me encanta. Aunque me gustaría aprender un poco más a bailar música de salón y rock.
J: Nombre para mi niño y niña:
Pues ya tengo tres chiquillos: Carlos, Diego y Ricardo.
K: ¿He pensado vivir en el extranjero?
si, Canadá e Inglaterra han sido como que mis opciones. Sé que es muy complicado, pero pues uno nunca sabe...
L) Pasar el Meme a otras personas:
Se lo paso a Gaby, a P. Vieja, a Esposita y a Chien también, jejeje.

Misión cumplida.

Estrenando Cafetera.

Para quienes me conocen un poquito, sabrán que yo no soy una persona muy cafetera que digamos. De hecho el único café que he tomado es el de olla caserito, y una que otra vez algún capuchino que me he tenido que empujar cuando por alguna razón salía con alguien que adorara el café y para quedar bien solidarizarme con ella (si salgo con amigos varones nunca tomamos café: para eso existen los billares con etílicos diversos, jejeje).

¿Razones?
Primeramente, me ha tocado tomar café y de repente al rato termino como Garfield después de tomar café expreso:

Segundamente, las agruras que precedían al café. Tomaba café por la mañana y el resto del día me la pasaba con agruras.

Pero hoy sucede que nuestro Coordinador llevó una cafetera nuevecita y por propia iniciativa para el área. Todos los compañeros celebraron el gesto (y yo entre ellos, por lo generoso) e inmediatamente se pusieron a la tarea de estrenar el aparato. Pero al momento de decidir por su ubicación, a los nenes se les ocurrió ponerlos en un mueble que se encuentra exactamente a mi izquierda. Es mas, si levanto la mano 30 cm, me quemo.


¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿Quién fregados soporta el olor a café tan de cerca sin desear tomar una tazita??????????

Pero lo sorprendente de esto es que ya pasaron horas del cafecito que me aventé. Ya estaba resignado a las agruras y a la temblorina, pero nada... Y eso que dos compañeros dijeron que lo sintieron cargadito.

Al contrario: disfruté el condenado café. A ver si hoy no es el inicio de un nuevo vicio...

21 de septiembre de 2007

Carta Desde De_Dust.

"Despertamos temprano, sabíamos que aquella misión iba a ser diferente, flotaba en el aire pesado y polvoriento la sensación de que íbamos a tener problemas, de que no iba a ser tan fácil. Realmente esto no tenia tanta importancia, estábamos preparados para cualquier eventualidad que pudiera suceder y nuestro entrenamiento estaba muy por encima de cualquier unidad de élite que se precie, las bajas eran más que predecibles en el supuesto de que cuerpos especiales se presentaran para hacernos frente en esta maldita zona olvidada de todos, ardiente, seca, y sobre todo y ante todo polvorienta. Siempre el maldito polvo.

El capitán intentó con su jerga común hacerse oír entre las tropas, enseguida todos callamos y prestamos atención, se oían juramentos ¡maldita sea! ¡jodido polvo!, hasta que se hizo el silencio: 'Todos sabemos que esto no es un juego, estamos preparados y podemos hacerlo, vamos a llegar allí vamos a plantar esa jodida bomba y nos iremos por donde hemos venido, manténganse todos a la escucha, esto es muy importante, y sobre todo correr: no se retrasen. Si encontramos oposición usarán granadas y cegadoras, si se desorientan usar la radio, comunicarse y dar posición, pidan apoyo simplemente, creo que queda claro como tenemos que hacer nuestro trabajo señoritas, así que adelante, crucemos esa puerta y buena suerte a todos'.

Cruzamos la puerta y allí estábamos en medio de polvo y mas polvo, corrimos hacia la escalera que tantas veces habíamos visto en nuestros mapas y que sabíamos seguro nos conducirían a un infierno de arena y sangre, pero no dudamos, solo un pequeño tropezón en uno de los escalones me recordó algo incomodo en mi espalda y que había olvidado por completo, ¿cómo podía haberme olvidado de ese artefacto? Aferré las correas del casco y de la mochila, y continué simplemente, corrimos hacia el objetivo.

Doblamos una esquina hacia la calle principal, a esas alturas ya recibíamos informes por radio de que el segundo grupo había tomado posiciones claras bajo el túnel justo delante de nuestra posición, y todo tranquilo... hasta el momento.

En el fondo creo que todos sabíamos que esto no iba a ser un paseo y que la oposición que íbamos a encontrar iba a ser encarnizada como así fue. El capitán dio la orden de adentrarnos en el túnel, justo cuando recibimos por radio que el segundo equipo tenía contacto visual y claro con el enemigo. El reporte de uno de los compañeros claramente bajo los efectos del pánico, decía haber oído sonar el rugido de un Artic Warfare, fatídico rifle de francotirador, bajo el túnel, al fondo.

Evidentemente el segundo grupo había sido detectado con lo que el capitán decidió cambiar de táctica, todos oímos claramente el reporte y nos cruzamos miradas, unos nerviosos, los otros simplemente alerta, solo el capitán mantuvo la misma mirada fría y calculadora con la que se había ganado el respeto de sus hombres. Todos sabíamos que era la mejor elección para guiarnos en ese día, había luchado en no recuerdo cuantas guerras, y siempre devolvía a casa en un porcentaje mas que elevado de sus hombres sanos y salvos... hasta ese día.

Hizo una señal a uno de los compañeros, en ese momento no teníamos contacto claro desde nuestra posición, el compañero se adelantó solo hasta una posición un poco mas avanzada, justo hasta unas cajas apiladas y en sombras para poder localizar algún enemigo, que en el supuesto, estuviera apostado al fondo, yo seguía vigilando y cubriendo la puerta opuesta a nuestra posición, pensé para mi que desde ese sitio se podría tener una vista clara y limpia de todo el túnel y que una vez dada la orden para correr no dispondríamos de mucho tiempo hasta llegar al fondo sin ser vistos desde esa posición; esto me turbaba y a la vez me alentaba a correr, ya que una vez dada la orden lo mejor era no parar hasta llegar al fondo, una vez allí, la oposición, aunque fuera masiva, sería mas débil debido a que la entrada de varios objetivos juntos, aunque fuera por unos segundos despistaría al oponente, y nuestras AK-47 no es que fueran un prodigio en cuanto a fiabilidad se refiere, pero si eran potentes, y como había oído ya alguna vez una vieja cita que no recordaba si atribuir al gran General Rommel: 'Confiad en vuestras armas pues ellas os llevaran a salvo junto a vuestras mujeres e hijos'...

Una comunicación por radio me sacó de mis pensamientos, el segundo grupo solicitaba órdenes, sabían que habían sido descubiertos, pero aun contábamos con la ventaja de que el francotirador vigilaba desde una posición alta justo al final del túnel y no tenía una vista clara y precisa del mismo, o por lo menos no en su totalidad, con lo cual no sabían cuantos de nosotros ocupábamos esa posición.

Justo cuando el compañero tuvo una visión clara del fondo fue cuando todo empezó, cuando realmente, el aire a nuestro alrededor se llenó de sonidos peligrosamente familiares y tras ellos los silbidos. Esto no había hecho mas que empezar, ¡maldita sea!... ¡que demonios!... ¡cubrir esa entrada!... ¡enemigo avistado!... ¡enemigo avistado!... Justo en ese momento distinguí la figura aunque borrosa de alguien al fondo del pasillo que cubría desde hacía algunos segundos, lancé un juramento. Alguien se había asomado para tomar cuenta de cuantos eramos y si tenía oposición o alguien cubría esa posición, lo comuniqué por radio. Me aferré a mi AK-47, como no, e intenté apuntar, calme mis nervios aunque dificultosamente, mi saliva se volvió espesa y sentí el sabor de la bilis llegando hasta mi boca, pero me repuse. Y ahí empezó todo.

Desde el mismo momento de los primeros disparos, la radio se convirtió en el mejor elemento que teníamos a nuestra disposición. 'Enemigo avistado, dos fond...'. Hasta ahí llegaron sus palabras, los que cubríamos cerca de él, solo tuvimos tiempo de ver como un gran chorro de sangre surgía de la parte alta de su cuerpo, concretamente de su hombro izquierdo, aun así tuvo tiempo de descargar dos ráfagas de su AK-47, que surcaron el espacio como rayos, las trazadoras buscaron su objetivo como el lobo busca su presa, el compañero dejó la posición por unos segundos para recuperarse y sopesar el daño sufrido, se le veía claramente aturdido, tomó un respiro y seguidamente informó: enemigo abatido. Fue su movimiento el que me alertó, alguien intentaba tomar posiciones al fondo del pasillo que yo cubría.

Un enemigo avistado, posición terraza fondo sobre el túnel... apunté, y apreté el gatillo, al principio la ráfaga me cegó, y aun así descargué una segunda ráfaga... los estampidos me ensordecieron, pero fue momentáneo... Vi a alguien de negro en el fondo del pasillo hacer un movimiento claro de haber sido alcanzado y me apresuré a moverme un poco en la dirección en la que desaparecía. Si mi mapa era correcto estaba atrapado en una esquina, y decidí probar suerte; no se si fue el primero o fui yo, solo se que vi asomar su mano y algo vino hacia mi tan rápido que no tuve tiempo de esquivarlo, la granada voló y cayó cerca de mi posición, aturdiéndome, a la misma vez descargaba una granada sobre ese punto con la esperanza de que mi oponente estuviese lo suficientemente tocado como para caer abatido... y así fue. Vi su cuerpo sobre el escalón, yacía entre pedazos de carne desperdigados en un radio corto.

No tuve noción de que me habían tocado y seriamente hasta unos segundos después, notaba una molestia justo a la altura de la cadera y me molestaba al respirar, me hubiera quitado el chaleco anti-balas en aquel mismo momento de no haber sido porque la voz del capitán sonó en mis oídos claramente, ahora es el momento gritó usar las granadas sobre la entrada de la derecha, ¡corran! ¡corran! ¡corran!...

Como lobos hambrientos de presas corrimos uno tras de otro descargando parte de nuestras granadas sobre la puerta que se abría a la derecha del pasillo, el compañero que me precedía descargó una ráfaga sin siquiera mirar si habían enemigos allí.

'Mierda necesito apoyo, repito apoyo...' Casi estaba llegando al fondo y recibía mensajes pidiendo ayuda, que diablos esto no iba a ser tan fácil. Oía disparos a mi derecha y al fondo, eso me dio una pista del que el segundo grupo había subido la rampa y mantenía un encarnizado enfrentamiento con el enemigo.

Cuando entre por la puerta la escena era dantesca, los disparos pasaban a mi lado como rayos sin rumbo, un cuerpo aquí otro allá, cuerpos temblando dando el último respiro, los compañeros mientras tanto habían abierto una brecha, y solo quedaban dos hombres de negro resistiendo el embate. Uno de ellos disparando sobre nuestra posición refugiado en una esquina a la derecha, el otro, Dios bendito, el otro acababa de rebanar el cuello de un compañero con una cuchillada rápida y precisa, pensé que habrían disparados todos sus cargadores, tanto de rifle como de pistola, y se habrían enzarzado en una lucha cuerpo a cuerpo, en la que mi compañero no tuvo mucha suerte... mas bien ninguna.

'Derecha cubrirme maldita sea, es que no lo veis...' El capitán estaba llegando en ese momento al lugar donde había sido degollado el compañero, su orden me despertó, me agaché y mi compañero me imitó, y abrimos fuego. Disparé una ráfaga, pero fallé intenté compensar mi recoil, y volver a intentarlo pero no hizo falta: el compañero solo disparó dos tiros uno de ellos tan certero, que creí ver tres ojos en aquel hombre, simplemente cayó y su casco voló, la sangre brotó de él, de su cabeza, o lo que quedaba de ella, le guiñe un ojo al compañero y el asintió. Después solo oí un disparo mas en ese recinto: el capitán había llegado hasta la posición del degollador y simplemente había tenido tiempo de sacar un plateada desert eagle y disparar ante los aterrorizados ojos del hombre que intentaba por todos los medios no presentar un blanco fácil a la vez que recargaba, pero fue inútil, solo un disparo. Me reuní con el capitán justo al lado del cuerpo del ultimo de los policías que había resistido y vi su cara, bendita desert eagle de un solo disparo había volado su mandíbula y el cuerpo permanecía inerte, pensé para mi que estaba haciendo una mueca extraña...

Dejé caer la bomba y el capitán se encargó de plantarla, mientras intente llegar a la posición de mi compañero justo en la puerta de la derecha, cubría el pasillo, y le vi disparar varias veces, oí un juramento, y me dirigí hacia el, '¿que sucede?' El solo hizo un movimiento dirigido hacia la puerta, miré con cautela, y lo que vi me horrorizó, donde debía yacer un enemigo, yacía un compañero al que no conocía mucho pero al que pude identificar claramente, había disparado a un compañero, mierda, le vi agonizar, y me hizo una señal, con una mano, tres me hizo señal de tres, interprete que sería el número de enemigos que pensaba quedaban con vida. Solo vi una sombra asomarse justo después desde la puerta del medio y disparar una ráfaga sobre su cabeza, esparciendo sesos por todo el túnel, me cubrí, pues sabia que una colt carbine a esa distancia podría ser devastadora no solo por su potencia sino por su precisión, y me preparé para esto, justo cuando oí por mi auricular '¡¡¡la bomba ha sido plantada!!!

'Cubre esa puta entrada e intenta ser igual de efectivo con el enemigo' increpé a mi compañero, el me miraba con aire ausente como reponiéndose del golpe y asintió con la cara transfigurada. Me dirigí a la puerta de entrada di un vistazo y no vi movimiento lo cual me extrañó, el capitán susurró por el micro 'estar atentos, vendrán a desactivar, hay que estar preparados'. Me detuve al lado del policía que había cubierto esa zona y miré su arma, era una colt carbine, el pitido agudo de la bomba llegaba hasta mis oídos desde la lejanía, con sigilo me agaché y retiré los cargadores que portaba, cambié mi arma y me aposté al lado izquierdo de la puerta principal... y esperé.

Un sonido seco fuerte crujiente me alertó, mierda, aun quedaba el francotirador en pie, ese sonido había sido un proyectil desgarrando la madera, pensé que estaría probando suerte pero no fue así, me gire para comprobar y vi al capitán sangrando profusamente por una herida en su pie derecho, aun así no parecía ser tan grave, sería un roce. Justo en ese mismo instante entró como un rayo uno de los tres policías que quedaban, supongo que pensaría que eramos menos e intentaban desactivar la bomba a toda costa, solo apunté a su espalda, ni siquiera se molestó en revisar su espalda, grave error, y apreté el gatillo, oí el sonido de su chaleco y el de su casco, y pensé maldita sea, esto debería salvarnos la vida y lo único que hace es interrumpir movimientos rápidos, el policía cayó hacia adelante como si alguna mano invisible lo hubiera empujado, El recoil no era tan malo a veces pensé, la segunda de las balas entró en su cabeza, y su cara estalló, me recordó la imagen del impacto en la cara de JFK, pero esta vez tenia un asiento de lujo para observarlo.

Lo que sucedió después fue rápido y queda borroso en mi memoria, recuerdo oír disparos en el otro extremo, justo en la otra puerta y recuerdo ver al capitán dirigir sus ráfagas hacia allí, el pitido de la bomba nos indicó que era hora de abandonar aquel lugar, y así lo hicimos, con un simple ¡vamos esto va a estallar! emprendimos la carrera. Al entrar en el túnel vi el cuerpo de quien había salvado mi vida pocos segundos antes y no pude por menos que lamentarlo, le guiñé el ojo una vez mas en señal de despedida. El capitán llego antes que yo a la puerta del medio del pasillo, llevaba su cuchillo en mano y el arma a la espalda, después de pensar mucho no entiendo como un capitán con tanta experiencia pudo haber caído así. Supongo que habría llegado su hora simplemente; solo recuerdo que los impactos lo pegaron a la pared y el rugido de una carbine llego desde la puerta, me apresuré para cubrirle y tuve mucha suerte, el policía creyó que se había enfrentado al último de nosotros y recargaba su arma, me dio tiempo de sacar mi cuchillo, y lo clave en su cuello hacia abajo como había hecho tantas veces, un chorro de sangre caliente brotó de su cuello y mancho mi cara, el olor a sangre empapó mis pulmones, aun así seguí giré mi cuchillo y lo saqué, el policía al no esperarlo no pudo reaccionar a tiempo y su cara se transformó en una terrible convulsión de dolor. Comprobé que el capitán yacía muerto junto a un gran charco de sangre y decidí salir de allí.

Ahora me pregunto que me llevo a correr, ¿porque no fui a por el francotirador?, probablemente el estuviera mejor posicionado que yo y no hubiera tenido mucho que hacer, ahora ya no importa. Yo terminé lo que fui a hacer, acabé mi trabajo aunque no esté orgulloso de haber matado para hacerlo, y eso me atormenta. Pero esto fue una mas de mis misiones, ahora estoy cansado, intentaré dormir y no pensar... Y si los demonios vuelven desde el polvo, los emplazaré para otra ocasión; aun me queda mucho por decir..."


Amigos, esta es una narración un tanto poética de una experiencia en un juego de PC, Counter-Strike, en el cual, lo confieso, yo fui adicto (y corro el riesgo de volver a serlo en cualquier momento).

Dicho juego consistía en una lucha, terroristas contra policías, que se llenaría de valor, de estrategia, de puntería... Llegué a formar parte de un clan, Clan GDL, quienes nos juntábamos a practicar nuestro juego, creando estrategias, formas de mejorar nuestra lucha. Competíamos en otros servidores, contra otros clanes.

Teníamos nuestros propio servidor, nuestra página web. Contábamos con rangos (yo llegué a ser capitán) y roles en nuestro clan, el cual contaba con un reglamento en forma. Unos se especializaban en la técnica del francotirador, otros se empeñaban en la lucha frontal con cualquier tipo de arma, otros buscábamos el equilibrio con armas de medio alcance pero potentes, otros usábamos la granada... Y puedo presumir que yo era el que contaba en mi haber con una cantidad de víctimas con el cuchillo que hasta yo perdí la cuenta.

Por si no se nota, me apasionaba ese juego...

Sí, mi nombre es Guillermo González, y sí, soy adicto a los juegos de computadora.

PD: Disculpen lo largo del post, pero era imposible resumirlo.

19 de septiembre de 2007

Otra Gripe Más.

Sucede que desde ayer por la mañana sentía un poquito de síntomas de lo que sería, horas después, algo inminente: me enfermé de gripe.

Malas. Porque sucede que cuando me da gripe, me da en serio. Y peor es porque no me dejo. No recuerdo haber faltado por gripe al trabajo o escuela. Y, pues, obviamente, al no cuidarla, se empeora. A mi favor digo que estoy tomando pastillas para, por lo menos, que el asunto pase lo más pronto posible.

Así que en estos días a lo mejor no me ven, pero no es por indiferencia u olvido: es porque a duras penas llegué de trabajar a mi casa y la cama se me atravesó y no pude escapar de sus garras.

17 de septiembre de 2007

Cumpleaños de Papá.

El viernes pasado fue cumpleaños de mi padre. Me contacté por el por medio del Messenger, lo felicité y ahí quedó la cosa. Lo que en realidad había es que previamente ya nos habíamos puesto de acuerdo con Mago para festejarle hasta el día siguiente, el Sábado. Por lo mismo no le hice mucho revuelo al asunto.

El plan era de que Mago llevaría a mi padre de un lado al otro, mareándolo, y terminaría en nuestra casa donde le haríamos una comidita, pero sin avisarle, como sorpresa. Junto con ellos, Mago también llevaría a Laura, su hija.

Y efectivamente, el Sábado por la tarde llegaron y nos pasamos una tarde muy agradable. Y pues el más feliz del momento fue mi padre, porque para el fue una reivindicación a lo que fue su vida: toda una vida alejado de sus hijos y ahora pasó por motivo de su cumpleaños un rato con uno de ellos.

Y yo creo que pronto también se reencontrará con mi hermana. Solo es cosa de que el tiempo haga su chamba...

14 de septiembre de 2007

Que Nos Cae la Migra.

Si hace un par de días les platicaba de algo que era un poco de paranoia, ahora la cosa se pone peor...

Como ya he comentado, me dedico a la Informática, y como tal, pertenezco a la Coordinación de Informática de mi chamba (nooooooooooo, ¿en seriooooo? Ya estoy como el Polo Polo con eso de que "se murió el abuelo de un nieto"...). Y pues estaba ayer chateando trabajando en las bases de una compra, cuando nuestro coordinador nos dice que el lunes nos va a visitar la BSA.

¿Pero qué es la BSA, se preguntarán algunos? Si tomamos su auto definición de su sitio de Internet, son una organización que se destaca por promover un mundo en línea seguro y legal, la voz de los sectores de software, hardware e Internet del mundo, una organización que entrena a los usuarios de ordenadores acerca de los derechos de autor y la seguridad cibernética y combate la piratería de software. Pero naaaaaaaahhhhhh!!!! Solo hacen lo último. O harán lo demás en función de lo último.

Y es ahí donde hace que esta organización sea la bienamada de las grandes empresas desarrolladoras de sistemas, y la bienodiada del resto del mundo. ¿Porque? Porque la BSA se la pasa auditando las empresas revisando que no cuenten con software pirata.

Y es ahí donde se arma la polémica. Es cierto eso de que la piratería es mala... Pero, ¿es coherente o justo que te cobran un software en términos de miles de pesos? Y es ahí donde muchas instituciones se arriesgan pensando en el "a mi no me van a caer". Pero basta con un pitazo de alguien (un empleado o exempleado, por ejemplo) que esté inconforme con cualquier cosa y que sepa que una institución tiene software pirata para que... ZZZZZUUUUAAAAAMMMMMM!!!!!!

Les describo, según palabras de un amigo que era Gerente de Sistemas en una empresa a la que les cayó la BSA, cuál es su procedimiento. La BSA llega junto con autoridades (generalmente la AFI) a la empresa con una orden judicial, inmediatamente ingresan a toda la institución y dan la orden a todo mundo de que no toquen los equipos so pena de llevarlos al bote (no tocarlos implica no teclear, apagar o hacer cualquier movimiento con el ordenador). Una vez hecho esto, se envuelven los equipos en una bolsa negra y son sellados, para su posterior revisión. En caso de encontrarse software pirata la sanción puede ser desde multas (con decirles que van en el orden de los miles de dólares) e incluso bote (de eso no me consta, pero dicen...).

Entonces, volviendo a la plática original (hasta queeeee...), nos visitará la BSA. Hasta eso según nosotros tenemos nuestros programas con su debido licenciamiento, pero con los antecedentes que tiene la BSA (creo que les dí alguna idea) mejor nos pusimos a revisar los equipos de la institución y los propios para confirmar que efectivamente no tenemos instalado software pirata (no vaya siendo la de malas...). Es ahí donde agradezco a Dios por la existencia de las aplicaciones portables, porque a final de cuentas, con todo y que tratamos de estar legales, a veces se requiere hacer uso de aplicaciones que solamente se usarán una o dos veces y no por esos usos se va a comprar un software carísimo. También a veces usamos "demos" que a veces se olvidan de desinstalar. Y para acabarla no falta el usuario que instala software sin autorización.

Ahora, en este caso sabemos que nos visitarán, porque ellos tienen la información de que estamos regularizados, de que somos niños bien portaditos y que hicimos la tarea, asi que nos tuvieron la cortesía de avisarnos.

Así que ahí nos tienen revisando equipos... De uno en uno... Y no falta el comentario de los usuarios de que primero las cámaras, que ahora esto, que de qué se trata, que si quieren que les pongamos una cámara en la frente y un sensor GPS para ubicar por donde van caminando... Y que ahora la policía cibernética...

¿Ven lo que les decía de la paranoia? No somos nada...

Y los dejo porque ahora no voy a revisar el teclado, voy a revisar lo que tengo instalado... No vaya siendo la de malas que se me haya olvidado quitar todos los programas piratas que he instalado toda mi vida y que de repente me aparezcan por generación espontánea en mi PC...

12 de septiembre de 2007

Alguien Nos Vigila.

Como que esto se lee algo paranoico, pero pues va a ser una realidad en mi trabajo.

Sucede que en mi chamba me están pasando proyectos especiales que requieren ser atendidos por Informática, y entre ellos se encuentra uno de instalación cámaras de seguridad. Esto significa que en la institución se colocarán cámaras de vigilancia, y ya se imaginarán el revuelo que se ha ocasionado.

Inicialmente este proyecto se manejó prudentemente, casi sigilosamente, para no alertar al personal ni que se sintieran intimidados, pero no faltó el que vio a los proveedores haciendo el levantamiento para ver ubicaciones de cámaras y demás, y corrió la voz por todos lados.

Ahora ya es un rumor de pasillo a gritos que a todos los empleados se les anda vigilando, y que si Big Brother, y que cuanta desconfianza... Y yo por acá pareciendo el ogro del asunto por liderear el proyecto (ya me han hecho caritas de "no me simpatizas").

Y está por demás aclarar a los compañeros que estas cámaras son de vigilancia, de seguridad, o sea, que son para cuidar que no se brinque nadie y que ingrese a las instalaciones sin autorización, que a ellos ni quien los haga en el mundo... Aunque insista no me creerán.

Así que ahora en mi chamba todo mundo va a pensar que un árbol tiene cámara, que un poste tiene cámara, que un lápiz tiene cámara. Incluso no faltará el que revise el inodoro pensando que lo queremos transmitir en cámara...

Como que vemos mucha televisión, ¿no? En fin, ya que. Y los dejo porque tengo que revisar el teclado porque como que le vi el reflejo de un lente grabándome...

4 de septiembre de 2007

Recuerdos de Infancia.

Ahorita estoy super conmovido. Un compañero me enseñó un video recordándome mi infancia.

Esta caricatura la vi cuando era niño. Son interminables los recuerdos que se me vinieron... Mejor me retiro porque me voy a poner de nostálgico.

3 de septiembre de 2007

Blog Solidario.


Quiero agradecer a mi amiga Yuli por haberme otorgado el premio "Blog Solidario", a quien también agradezco su amistad.

Como protocolo del premio, quien lo recibe deberá hacer un post mostrando el premio, y en el mismo citará y publicará una liga al blog de quien lo otorga. Al final, quien lo recibe elegirá un mínimo de 7 blogs que se considere que se destaquen por ayudar, apoyar y/o compartir, publicando sus nombres, ligas correspondientes, y avisándoles.
Opcionalmente, se exhibirá el premio en el blog propio haciendo enlace al post en el cual uno publica la recepción del premio.

Mis nominados son:

  • Mary Carmen y su Recetario de Una Vida Cualquiera, quien fue la que, sin saberlo, con las experiencias que comparte, con su alegría y buen humor, me inspiró a iniciar este blog.
  • Gaby, una niña lindísima y quien es Orgullosamente Meridana, quien nos ha compartido mucho más de su tierra que la misma Secretaría de Turismo (hasta a hablar en yucateco... Mare!).
  • Angie y su Green Life, que nos comparte su vida, su música y sus viajes, haciéndonos ver a todos la vida de una forma diferente.
  • Erika, una Esposa Desesperada, quien nos comparte su buen humor, sus experiencias, su vida, una torta y una coca... Y con quien tengo una cena pendiente, jejeje.
  • En las reglas no se prohibe que uno pueda nombrar a quien nos nombró, así que Yuli, Que Nos Cuenta Hoy con sus reflexiones, experiencias y demás, y a quien le reitero mi amistad.
  • Una chica guapa y enamoradísima, María Cristina, quien nos comparte su vida de una forma transparente y amena, y quien nos hace reflexionar a cada rato.
  • Omar, con su Perro Blog, con puntadas, reflexiones y demás experiencias que nos comparte en general y en lo personal.