16 de octubre de 2008

Cambiando de Aires Laborales.

La vida da muchos giros inesperados.

Dentro de mis planes para este año pensaba en consolidarme en mi trabajo y estabilizarme en la institución en la que laboraba de forma definitiva. Pero acaba de suceder algo que me cambio el esquema y lo cual fue causa de mi repentina ausencia durante estos últimos días.

Sucede que cambio de trabajo. A partir de hoy perteneceré al Departamento de Tecnologías de Información de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado de Jalisco.

¿Razones? En esta institución me ofrecieron una plaza, la cual es muy difícil de conseguir. Con la misma vienen aguinaldos, vacaciones, seguro social, y demás prestaciones que en CAPECE nunca me ofrecieron.

Era complicado ver cómo se podía contar conmigo como un empleado "de confianza" para acciones como filmar al sindicato, trabajar a deshoras de la noche, etc. Y cuando uno necesitaba de la institución no se veía reciprocidad.

Originalmente me llamaron hace un mes y medio, lo cual originó que tuviera que acelerar mi proceso de entrega-recepción. Pero en esto hubo complicaciones, ya que no se me quería dejar ir por un lado, y por otro lado se tardaban en darse trámites para mi ingreso a la nueva dependencia. Finalmente, se concretó algo que pensé que nunca se lograría.

Al despedirme, me encontré con una grata sorpresa: mi esfuerzo y gusto por el trabajo se notó. Recibí palabras bonitas, alentadoras, incluso de personas de quienes nunca lo esperaba. Levantón de ego...

Curiosamente, este cambio no interferirá con mis expectativas de este año. A final de cuentas creo que caigo en un lugar en el que estaré agusto y en el que podré contar finalmente con la seguridad que quiero para mi familia. No saldremos de pobres aún. No acabaremos con algunas deudas aún. Pero esperemos que pronto se logre.

Mi ilusión: a ver si ya se me hacen mis vacaciones, las cuales la última vez que las tuve fue hace mas de dos años y medio. Me urge descansar...

11 comentarios:

Chien dijo...

Hermano, la verdad es que me da mucho gusto saber que tiene ese trabajo y le deseo lo mejor.

Y a ver si luego luego se toma unas buenas vacaciones por acá por el Sureste.

Maria Cristina dijo...

excelente el cambio los cambios son buenos y espero que te vaya super, bien , abrazos y exito el lunes

Gaby dijo...

Y si las vacaciones te las tomas y te vienes para aca? sigue en pie el cuidar a tus niños jejejeje.
y me da gusto saber de ti y espero que este nuevo trabajo te de las espectativas deseadas...
toy muy feliz de saber de ti, es mas, ya casi me ponia a llorar jejeje.

saludos mi memo y abrazos!!!!

Patricia dijo...

Dos an~os y medio sin vacaciones!!! si que necesitas unas ya!
Felicitaciones por el nuevo trabajo y todo lo logrado en el anterior.

Gaby dijo...

Sí, sí, memo ya regresó...
no se fue, no se fue, no se fue...
ya regresó, ya regresó y estamoa felices!!!!!!!!
ujuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!!!

s
a
l
u
d
o
s

m
e
m
o
!
!

Angie Sandino dijo...

Mucha suerte en tu nuevo trabajo, y que lleguen prontito esas vacaciones!

Un abrazote desde Lima!

Cordelia dijo...

Oye que bien! Los cambios a mi parecer siempre son pa`bien!

Disfruta mucho esta nueva etapa! Y eso si! Busca la manera de conseguir vacaciones porque eso de estar trabajando asi que va! El cuerpo se cansà! :)

Abrazos!

Yle dijo...

hola! felicidades por los nuevos aires y por los avancs en la vida!!! bienvenido!

Ricardo Tribin dijo...

Querido Guillermo.

Un abrazo fraternal y mucha suerte en tus nuevas actividades.

Ricardo Tribin dijo...

Aqui te estamos esperando mi querido Guillermo.

Vuelve pronto..

Mario Calderón dijo...

Bienvenido a mi ex trabajo; hace diez años casi exactos entré a Sefin (comunicación y relaciones) y, ciertamente, no salí de pobre, pero respiré tranquilo por año y medio (muy buen aguinaldo, además). La secretaría del dinero es muy dura para soltar el ídem; pero paciencia, ese cheque ha de llegar, y llegará a consolarte en una época difícil para todos. Mucho cuidado con las cucarachas y las palomas, no salgas a la terraza del piso 7 sin mascarilla... Si ya corrieron a las limañas, es buen lugar para comer... Trata bien a las chicas de la Benavides y tendrás aliadas para los días sin lonche. Ojo con el café del Madrid, está barato y te puede revivir en las gélidas mañanas del centro, pero hace temblar las manos hasta que te acostumbras. Suerte. Un abrazo. Mario Calderón.