8 de marzo de 2007

Presidente a Fuerzas.

Ay, amigos bloggeros, déjenme desahogarme de nuevo con ustedes.

No sé si traigo un karma encima que me pone en cada situación...

Sucede que tengo aproximadamente unos nueve meses viviendo en mi actual casa. Esta casa la adquirimos con un crédito y se encuentra en un fraccionamiento nuevo.

Como la mayoría de los fraccionamientos nuevos, es importante que exista mucha comunicación con la empresa constructora, y generalmente, cuando hay problemas, uno acude a ellas para solucionarlos.

Pero desgraciadamente en este caso, no aplicó esto y hemos tenido problemas con la constructora en el cumplimiento de varias cosas que prometió y que no cumplió. Ante esta situación, los vecinos hemos comenzado a unirnos para conseguir la solución a problemas tan básicos como el agua, la seguridad... Y, para ello, se tuvo que constituir una Junta de Colonos.

Y ahí es donde empiezan mis problemas. Sucede que se eligió una mesa directiva, y un servidor salió elegido presidente. No me permitieron hacerme a un lado: que no tengo tiempo, pues que nos acoplamos; que soy servidor público, pues que no es problema; que hay vecinos que tienen ganas y que son más capaces, pues que no es cierto y que lo preferimos a usted...

Total que ahora soy "Don Guillermo, Presidente de la Junta de Colonos".

Problema No. 1: De verdad, salgo de mi casa a las 7:30 y regreso a las 20:30 (y si no hay complicaciones). Los sábados igual y los domingos peor. ¿Y el tiempo para mi familia, descanso etc.?

Problema No. 2: A raiz del problema que platicaba anteriormente en mi trabajo tengo la intención de buscar nuevos horizontes laborales, independientemente de las satisfacciones del servicio que ofrezco. ¿Y si de verdad encuentro otro trabajo donde la cosa se ponga peor, que es lo más seguro?

Problema No. 3: Mi Ñora, cuando le platiqué, solo atinó a decir: "No quiero ser la vieja del presidente". Creo que con eso tuve, ¿no?

Problema No. 4: Ya me estoy imaginando a todos los vecinos tocando a la puerta cada vez que tengan una bronca atorada...

Problema No. 5: Ya me habían advertido que, cuando alguien entra a dirgir una Asociación Vecinal, nunca queda bien con los vecinos.

Total, que Dios diga que sale de esto. Total que, la intención es lo que cuenta. Aunque me queda un consuelo: alcanzó a salir embarrado mi amigo Oscar, que quedó como tesorero, asi que no me quedo solo en esto.

Si en nuestra política fuera así... Que los candidatos en lugar de pelearse por la silla se pelearan por no quedar en ella... Ya veríamos a Calderón quejándose: "Ejto ej un compó"...

4 comentarios:

Mr. Magoo dijo...

Ni hablar, te vieron como el candidato idoneo, o mas bien todos le sacaron al parche y democraticamente te aventaron a ti al ruedo. Estas cosas se pasan pronto, eso creo. Ojala y el problema con la constructora se resuelva, si no pronto, pero que tenga una solucion.
Saludos.

Guillermo González dijo...

Más bien creo que fue lo segundo: le sacaron al parche y le buscaron por todos lados para justificar cualquier pero que les pusiera. A ver si cuando les pongamos cuotas ponen las mismas justificaciones, jejejeje.
Saludos.

Mimi dijo...

Ni modo Sr Presidente, solo recuerde que la union hacer la fuerza, o la union la hacen a fuerzas? uuh ya no me acuerdo..
Saludos

Guillermo González dijo...

Pues estoy más a la fuerza, pero también hay cosas positivas: lo bueno es que hay gente a quien delegar, jejeje.

Saludos.