9 de marzo de 2007

La Hija Pródiga.

No sé si recuerden aquella parábola que Jesús narraba a sus apóstoles en la que hacía referencia a un hijo que regresó con su padre después de un tiempo de haberse ausentado y que fué recibido por él con gran alegría.

Pues así me sentí yo ahora.

Por fin... POR FIN, me devolvieron mi computadora reparada. Después de un mes y un día, desde que falló.

Para Ripley's, ¿no?

No saben cómo sufrí todo este tiempo. Para empezar por la naturaleza de mi trabajo, que depende mucho de la computadora, y para acabar con el manejo-dependencia en mi vida de esta herramienta.

Los dejo, porque a la compu la tengo que reconfigurar, personalizar, reinstalar, restaurar...

No hay comentarios.: