5 de agosto de 2007

Registrando al Ultimo de la Familia.

Hoy fuimos al Registro Civil a llevar al bebé a que se convierta oficialmente en un ciudadano mexicano. Y ni modo, ya tiene derechos y obligaciones... Solo espero que luego no me salga con un certificado de emancipación, así como se me figura que me van a salir sus hermanos; con eso de que los derechos de los niños... Pero quién les dice de sus obligaciones??

Ahí, mientras estábamos registrándolo, llegaron unas personas preguntando por el registro de otro bebé, pero sucedió que en este caso el papá era menor de edad y debían requisitar otros papeles, me imagino que supliendo la credencial para votar con fotografía (tanto rollo para decir que la del IFE). Pero eso no fue lo que me llamó la atención, sino que sucede que la mamá del bebé no era precisamente lo que yo llamaría una adolescente, como es el caso del papá. Cuando dicen que el papá es menor de edad supongo que la mamá es mayor de edad, pero jamas me imaginaría que aparentaría mínimo unos 7 u 8 años de diferencia. ¡Así es! La monita tenía alrededor de unos 25 años (y espero de verdad equivocarme de más, por que si me vi corto... ¡Pobre chamaco! ¿Ustedes creen? El chavo ha de tener 17 años cuando mucho... Y ya está con el rollo de ser papá...

En este momento, después de haber presenciado esto, agradezco que cuando yo me casé e inicié mi familia junto con mi Ñora, ya había estudiado, viajado, paseado, bailado, tomado, y tantas cosas que terminan en ado y que después de CASADO ya no se pueden hacer tan fácilmente. Y mi Ñora tampoco lo dijo, pero estoy seguro que lo pensó.

Y otra cosa que también agradezco: a aquel lo pichonearon, y yo por lo menos puedo meter las manitas. Porque he de decir en mi defensa que en mi casa yo siempre tengo la última palabra: "Sí, mi vidita, lo que tu digas". Y así como lo ven, cuando mi Ñora y yo discutimos, siempre termina ella de rodillas junto a la cama, suplicándome: "Sal de ahí, desgraciado, o te va peor...". Imagínense cómo me iría si fuera el caso de aquel pobre...

Y que no me lea esto mi Ñora, por que me MA-TA... Y ya los dejo porque tengo que ir a lavar los trastes...

2 comentarios:

Mary Carmen San Vicente dijo...

Ay muchachón pues qué dificil ya me imagino, practicamente ella habrá abusado de ese pobre de 17 jaja pero bueno, como dice el susodicho: Caras vemos, colas no sabemos ;)

Guillermo González dijo...

Te lo juro que eso fue lo que pensé... Si hubieras visto la cara de mensote que tenía el crío este. Ah, pero eso sí, mi Ñora me dijo que estaba guapito.
¡Hazme el favor!